CARBONERAS

El año pasado tuve la oportunidad de preparar un reportaje fotográfico para la revista Conocer Navarra, de la editorial EGN. Me dieron a elegir un valle de mi zona y me quedé con el Valle de Lana, del cual es mi padre, concretamente, Gastiain. Quien conoce la zona, sabe que allí aún quedan los  últimos carboneros,  en Gastiain y en Viloria. Fue un lujo poder verles trabajar como lo hacían antiguamente, quitando algún medio actual, como puede ser la motosierra, pero trabajo más artesanal que éste, no hay. Y sobre todo, dedicado, la carbonera no perdona y cuando hay que darle betagarri (introducir nuevas brasas y moverlas), hay que darle, ya que si no, se nos puede ir al garete todo el trabajo de elaboración.

Los dos carboneros de las fotos son Emilio Galdeano (de Viloria) y Enrique Landa (de Gastiain, el otro chico es su hijo Rubén). Como he dicho antes, un lujo verlos trabajar y oir sus explicaciones de cómo era el trabajo antes y ahora. Antes era una necesidad para poder subsistir, ahora casi es afición, ya que no aporta beneficios, sino todo lo contrario. Aquí os dejo una serie de fotografías en blanco y negro para que veaís como se trabaja, es una pena que de momento no esté inventado el olor a través de internet, porque el olor a carbonera, es un vicio.

_MG_2718.jpg_MG_2723.jpg_MG_2732.jpg_MG_2756.jpg_MG_2758.jpg_MG_2774.jpg_MG_2803.jpg_MG_2816.jpg_MG_2825.jpg_MG_2830.jpg_MG_2834.jpg_MG_2851.jpg_MG_2854.jpg_MG_2865.jpg_MG_2871.jpg_MG_2880.jpg_MG_2888.jpg_MG_5683.jpg_MG_5687.jpg_MG_5692.jpg